Fin del Mundo: Se elegirá el último Papa, según San Malaquías

papa-ultimo

La renuncia del Papa Benedicto XVI ha revivido la profecía de San Malaquías sobre la sucesión papal y el fin, definitivo, de la humanidad.

Se trata de la profecía de los papas referida al arzobispo Malaquías de Armagh (Irlanda, 1904-1148). Esta no se hizo pública hasta 1595 y otorga a cada uno de los papas una frase hasta llegar al 112. Según el manuscrito, el sucesor de Benedicto XVI sería el último en ocupar el trono de San Pedro.

Según lo dicho, el Papa 109 fue Juan Pablo I. El 110 correspondió al carismático Juan Pablo II y el siguiente (111) fue Benedicto XVI.

Malaquías aseguró que el próximo santo padre (112) sería Pedro el Romano, «el papa bajo el que la ciudad de las siete colinas será destruida».

Para algunos estudiosos, la llegada de este Sumo Pontífice significaría el final de la Iglesia Católica y el de la Humanidad.

La destrucción de su anillo

El rito para elegir al nuevo Papa, luego de la renuncia de Benedicto XVI, se iniciará con la destrucción de su anillo, tal como indica la Constitución Apostólica de la Iglesia Católica, conocida como “Universi Dominici Gregis”.

Según el portal Lainformacion.com, que recoge información de Rome Reports, una vez que el Pontífice se convierta en el cardenal Joseph Aloisius Ratzinger, el próximo 28 de febrero, el protagonismo recaerá en Tarcisio Bertone.

El italiano, de 74 años, es el llamado cardenal Camarlengo (funcionario de la corte papal), que tendrá como primera labor destruir el anillo del Papa con un martillo, así como su sello oficial.

Estas dos acciones tienen la finalidad de que nadie, en el entorno papal, pueda falsificar sus decisiones, siendo este hecho la demostración simbólica del dinal de la autoridad del Papa.

La siguiente tarea del cardenal Camarlengo será cerrar las puertas que dan acceso a los aposentos privados del Papa. Lo hará ante los cardenales prefectos y el Secretario de Estado.

Posteriormente, Tarcisio Bertone, como cardenal Camarlengo, comunicará la noticia de que ya no hay Papa a los dignatarios principales de la Curia romana, al Decano del Colegio de Cardenales y al Vicario General de Roma.

A partir de este momento, cuando se hace público que no hay Papa al frente de la Iglesia, comienza el periodo denominado Sede Vacante, donde este personaje tendrá que definir la fecha del cónclave que determinará la elección de una nueva autoridad.

Durante esta época, antes y hasta la designación del Papa, el cardenal Camarlengo, desempeñará el cargo de jefe de Estado en funciones de la Ciudad del Vaticano, aunque no será un Pontífice en funciones.

Originalmente, las labores del cardenal Camarlengo es en primer lugar certificar la muerte del Papa, llamándolo tres veces por su nombre y apellidos, además lo golpea con un pequeño martillo de plata en la frente. Estas acciones, debido a que se trata de una renuncia, quedan obviadas en esta ocasión.

Fuente: Varios medios

 

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Historia Oculta, Misterios, Ciencia, Leyendas, Mitos, Profecías. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s