Febrero viene con 29 días y mucha superstición

Los supersticiosos pueden estar un poco preocupados con la llegada de 2012. Es que a la posibilidad de que el 21 de diciembre se termine el mundo según una interpretación del calendario maya, se suma que se trata de un año bisiesto.

Y tradicionalmente, los que tienen 29 de febrero se han asociado a pestes, hambrunas y diversas desgracias. Lo único cierto es que para llegar a 2013, otro número que puede estremecer a varios, habrá que transitar 366 días.

“Año bisiesto, año siniestro” o “Año bisiesto, entra el hambre en el cesto” son refranes que muestran de qué manera generaba temor la adición de un día más en febrero. Se asociaba ese ciclo diferente a malas cosechas, hambre y enfermedades del ganado. Pero hay quienes han investigado la ocurrencia de eventos trágicos en estos años sólo para descubrir que las cosas malas pasan por igual en los de 365 días y los de 366.

La astróloga mendocina Azucena Agüero Blanch señala que si bien tradicionalmente se ha tomado los años bisiestos como negativos, ella prefiere ver el vaso medio lleno y considera que lo fundamental es la actitud con la que se enfrenta cada día. De todos modos, reconoció que suelen ser años “maestros y purificadores”. Así, explica que las dificultades que la persona tiene que superar son las que le enseñan y las que le permiten apreciar lo que tiene.

Azucena indicó que el bisiesto tendrá el mismo impacto para todos los signos del zodíaco ya que no es un acontecimiento que dependa de la posición de los astros. Pero recomendó tener cautela en los asuntos económicos y cuidar la salud (esto último, particularmente los de Libra, aunque destacó que no se tratará de algo grave). Sin embargo, subrayó que no hay que tomarlo de antemano con aprensión. “A cada uno le va a ir como quiera que le vaya”, concluyó.

 Números que dan miedo

Mucho más cerca en el tiempo y por motivos muy distintos, el 29 de febrero de 2000 trajo consigo la amenaza de problemas informáticos. Esto, unos días después de que se superara sin inconvenientes la temida llegada del año 2000 y sus posibilidades de colapso del mundo de los sistemas de computación.

Aquí la explicación era un poco más compleja que la superstición popular: los bisiestos ocurren cada cuatro años y son cifras que se pueden dividir por 4, pero los cambios de siglo -que terminan en dos ceros, es decir 1700, 1800, 1900- sólo incorporan 29 de febrero cuando son divisibles por 400 (ver aparte). Si bien se esperaba que algunos programas no “entendieran” que 2000 era un año bisiesto, el mundo siguió su curso.

Para los apocalípticos, el 2012 duplicará el recelo, ya que no sólo es bisiesto, sino que el 21 de diciembre finaliza un ciclo del calendario maya. Si bien algunos interpretan esta fecha como el surgimiento de una nueva era en que la humanidad alcanzará un estado superior, otros la visualizan como el fin de los tiempos. Claro que también hubo varios que se estremecieron ante la inminencia del 11-11-11 y el día transcurrió sin sobresaltos planetarios.

 También fue bien visto

No todos avizoraron de un modo trágico la ocurrencia de los años de 366 días. Así como existen refranes que hablan de la mala fortuna de los bisiestos, también hay dichos populares que adjudican condiciones especiales a los niños nacidos en estos ciclos. Y durante este año extendido, en la antigua Inglaterra, las jóvenes podían revertir la tradición y en lugar de esperar a que un hombre les propusiera matrimonio, tomar ellas la iniciativa. Si el elegido declinaba la proposición, debía indemnizar a la chica con un vestido nuevo.

Confusiones

Tal vez la consecuencia más efectiva de tener una jornada adicional en febrero, es que los nacidos los 29 tienen algunos inconvenientes para celebrar su natalicio. Silvana Palacio (26) cuenta que siempre le han hecho bromas sobre su edad, ya que supuestamente sólo cumple cada cuatro años. La joven fue inscrita, sin embargo, el 28 de febrero porque, según acota su madre, le explicaron que si nace antes del mediodía se pasa al 28 y después de las 12 se inscribe al niño como nacido el 1 de marzo.

Por su parte, la secretaria técnica del Registro Civil, Mabel Cumaodo, transitoriamente a cargo de la Dirección, señaló que “la fecha se respeta rajatabla” y que se inscribe al niño o niña como nacido el 29 y después celebrará su cumpleaños cuando quiera. Lo mismo ocurre con los casamientos, que se asientan el 29, aunque adelantó que no esperan tener turnos este año, ya que el último día de febrero cae en miércoles y las uniones civiles se suelen realizar los jueves, viernes y sábados.

Fuente: losandes.com.ar

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en General, Misterios, Ciencia, Leyendas, Mitos, Profecías, Tradiciones y Ritos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s