Raros fenómenos de piroquinesis en Melipilla

El fuego arrasó por completo una de las viviendas (Foto: La Cuarta)

Lo que comenzó como un curioso e inexplicable fenómeno de combustión espontánea, en el sector rural Chiñihue Las Rosas de Melipilla, ayer pasó de castaño a oscuro para la familia Santis, luego que el misterioso fuego arrasara con una casa entera.

La rareza de que algunas cosas aisladas se prendieran solas se volvió tragedia 20 días después de que comenzara el fenómeno, el pasado 16 de septiembre. “Perdimos sillones, muebles, juguetes, colchones, ropa, pero sobre todo tranquilidad. Apenas podemos dormir y vivimos pendientes del olor a quemado”, lamentó el camionero Carlos Santis (50), mayor de los cinco hermanos que viven en la propiedad junto a sus familias.

“El incendio de la casa de mi hermana ya son palabras mayores. Gracias a Dios que nadie resultó herido, pero esto obviamente te atemoriza”, explicó el transportista, a quien su jefe no le quería dar permiso cuando por teléfono le avisaron del siniestro.

Las llamas que destruyeron una de las cinco casitas de los Santis comenzaron cerca de las 8 de la mañana, en el mismo domicilio donde se produjo el primer episodio de pirokinesis. Los ladridos de “Oso”, “Benji”, “Roly”, “Map” y “Vaca”, junto a los cacareos de sus 12 gallinas, evitaron un desastre aún mayor.

Tras el incesante cateteo del fuego, que mantiene a los Santis durmiendo a puros saltos, el clan de Melipilla implora por ayuda sicológica, siquiátrica, paranormal, espiritual, religiosa o lo que sea, que les sirva para terminar con la tonterita.

“Vino un curita de El Monte, el obispo de Melipilla y otro sacerdote que no recuerdo. Ellos nos dijeron que rezáramos, que estuviéramos unidos… ¡pero esta cuestión no se acaba, estamos desesperados!”, alegó chato don Carlos. “Es comprensible que la gente no te crea, que piense que nos queremos aprovechar, pero nosotros no pedimos ayuda material, no queremos cosas. Necesitamos que alguien que sepa de esto nos dé una mano”, enfatizó angustiado el transportista, con ganas de tirar la esponja.

Apenas una semana de tranquilidad

El pasado viernes, La Cuarta sorprendió a todo el universo conocido con la publicación de este particular calvario que proviene de la dimensión desconocida. En esa entrevista los Santis estaban medianamente contentos, porque llevaban tres días sin llamas odiosas y pensaban que la cosa se estaba terminando. Sin embargo, justo cuando cumplían una semana sin atados, el catete fuego se ensañó y destruyó una casa, por lo que tras el devastador siniestro personal uniformado del Laboratorio de Carabineros llegó al sitio de la familia afectada para tratar de develar el misterio de los incendios sin explicación. Durante las tres semanas bomberos, polis y curas ya han sido testigos de la rareza.

Una cartera se quema a la vista de todos (Foto: El Portal de Melipilla)

El drama de toda una familia

La quemada familia Santis, de la localidad rural Chiñihue Las Rosas de Melipilla, anda todo el día con cara de sueño: Desde el 16 de septiembre sus 24 integrantes duermen con un ojo cerrado y el otro abierto.

El dramón del aperrado clan campecha, que reside en el lugar desde que se inventó el hilo negro, no se debe a un problema de insomnio colectivo, sino que la explicación a su calvario aparentemente viene de otra dimensión… ¡Porque sus casas se queman solas! “Para el 18 lo pasamos como la mona. Ni siquiera pudimos hacer un asadito, andábamos corriendo para todos lados… ¡Si parecíamos bomberos!”, relató tostada doña Carmen Martínez (48), quien nunca anda con la caña, pero lleva una botellita de agua para todos lados.

El extraño caso de pirokinesis, o combustión espontánea de objetos sin ninguna explicación, comenzó con un plástico que cubre un cuartito de la propiedad, y de ahí en adelante no ha perdonado. “Se han quemado sillones, colchones, ropa, closet, camas, muñecas de las niñas… ¡Si hasta prenden las cajas de huevos y los limones!”, alegó echando humito la dueña de casa, quien agregó con susto que una Biblia se encendió justo en la página de un Salmo que el curita de El Monte les recomendó para que rezaran apatotados.

Como desde la madrugada del 16 han sufrido cerca de 40 amagos de incendio, los Santis saltan en una pata, porque hoy cumplirán tres días sin la aparición de llamas. Sin embargo, el clan igual está saltón, porque han experimentado pausas similares y la tonterita vuelve a ocurrir.

“Han venido sacerdotes católicos, grupos de oración evangélicos y hasta un meico que hizo unos sahumerios. Él último caballero nos explicó que el problema está dentro de las cuatro esquinas de la propiedad, porque a las casas de al lado no les pasa nada”, detalló Carmen. “Esta cuestión se repite en dos domicilios de nuestro sitio: donde vivía mi abuela y la casa del fondo, donde reside mi tía y su familia”, explicó el operario avícola Carlos Santis (27), hijo de Carmen, quien está hasta más arriba de la tusa con los misteriosos incendios.

En el terrenito de media hectárea existen cinco hogares de madera, donde conviven cuatro de los hermanos Santis con sus respectivas proles. Desde que falleció la matriarca el familión andaba un tanto distanciado, y Carlos sospecha que ahí puede haber algún tipo de explicación. Además, en la única casa que está vacía, nunca ha pasado nada. “Cuando vino el obispo de Melipilla nos recomendó que nos unamos más como familia. Le hemos puesto empeño y tratamos de olvidarnos del tema, porque ha sido terrible. Mi tío no quiere hablar más sobre lo ocurrido”, sostuvo Carlos, quien juntó todos los cachureos quemados y los volvió cenizas, para matar la mufa.

Tras el primer indicio de las llamas sin explicación, los Santis llamaron a los bomberos, porque pensaron que el fuego nació de una pifia en el sistema eléctrico. “Revisamos todo y no encontramos nada irregular. No había problemas eléctricos ni acelerantes que pudieran generar las llamas”, indicó Cristian Aguirre, director de la Compañía de Bomberos de Pomaire.

“De pronto, frente a nuestros ojos, un papel y un paño que estaban sobre una lavadora desenchufada se encendieron. Es lo más raro que he visto en mi carrera”, agregó el chico bueno, quien asegura que desde el punto de vista bomberil “las causas de los incendios están en pleno proceso de investigación”. Los carabineros del Retén Pomaire también fueron testigos directos de la fogosa rareza, y en la constancia del libro de procedimientos policiales del 16 de septiembre escribieron que en su presencia se originó fuego “de tipo paranormal”.

Los fenómenos de combustión espontánea se producen en los lugares más insospechados de las viviendas (Foto: El Portal de Melipilla)

“Puede haber un demonio”

Hugo Zepeda, profesor y experto demonólogo, contó a La Cuarta que en la mayoría de los casos los fenómenos de piroquinesis tienen una explicación científica. “En situaciones de crisis o de tensión familiar algunas personas puedan provocar fuego de manera inconsciente. Eso se considera paranormal porque no se conoce el detalle de cómo opera, pero tiene explicación”, sostuvo el caperuzo.

“En el caso que el fuego sea selectivo, que quema ciertas cosas y otras no, como relata esta familia, estamos frente a algo más complejo. Podría haber una manifestación demoníaca, sobrenatural”, aseguró Zepeda, quien recomendó una exhaustiva investigación.

Ante los ojos de funcionarios

La semana pasada, funcionarios de la Municipalidad de Melipilla acudieron al terrenito de los Santis para poder coordinar la ayuda que le entregarían a los afectados, cuando un repentino chispazo los dejó con la boca abierta y los ojos como huevos fritos.

“Mientras realizaban el catastro para poder donar cosas que les resultaran útiles, una cartera que estaba sobre una cómoda comenzó a combustionar espontáneamente”, relató pa`dentro Francisco Muñoz, corresponsal del diario electrónico http://www.portaldemelipilla.cl

“Uno de los presentes atinó a tirarla al piso y luego la fotografió. Así se logró un registro del fenómeno”, detalló Muñoz.

Fuente:  lacuarta.cl y portaldemelipilla.cl

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Misterios, Ciencia, Leyendas, Mitos, Profecías. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Raros fenómenos de piroquinesis en Melipilla

  1. Patricia dijo:

    Tengo clara conviccion de que el suceso puede estar ocurriendo por causa de un infante, es decir un pequeño que pueda tener esta fuerza de naturaleza y que deba ser controlada o la presencia de alguna persona antes muy pasiva y por causas del distanciamiento de la familia haya emergido su rabia y pueda producir estas catastrofes, de todas formas la primera de mis tesis es muy cierta y podria ser de gran ayuda, como dato para llegar a esto es que talves el infante nunca ha entrado a la casa que se menciona esta desocupada y por ello no ha pasado nada ahy.

  2. fenix dijo:

    creo en la ecistencia de un alma en pena; que esta siendo dominada por energias superiores ( espirud maligno)que desea contactarse con una persona de sexo femenino . es lamnentable que todos los psiquicos y espiritistas que an ido no an savido entender el sufrimiento de esta alma los comentarios que en televicion se asen revelaron que era un cadaver de un joven que encontraron y si eso seria veridico;creo que la verdad deveria salir ala luz por el viem de las tierras;ya que la tierra reclama la sangre ……….. esto es un suponer ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s