Noticias de un bucanero

Si los historiadores insulares no dicen lo contrario, en el siglo XIX se da en nuestras islas un hecho sorprendente: mientras en muchos puertos peninsulares mediterráneos encontramos linajes negreros o esclavistas, en Ibiza y Formentera, a pesar de tener buenos astilleros y pilotos, no parece que existan antecedentes de aquel terrible oficio que por un tiempo fue legal y del que ahora, casualmente, tenemos una insólita noticia. Nos la descubre Joan Muray en su libro ´Pirates i negrers´ (Piratas y negreros). Por él sabemos que, sólo en el Masnou, pequeño pueblo del Maresme catalán, hubo en el siglo XIX 400 navíos y 800 pilotos que hacían la travesía de las Américas con un beneficio para el Estado superior al que generaban los puertos de Barcelona o Bilbao. El problema estaba en que algunos de aquellos barcos y pilotos –los menos, afortunadamente– se dedicaron al esclavismo.

Aquí hablamos de uno de ellos. Del piloto Juan Cabestany Galcerán, el capitán ´Tara´, que con su bricbarca ´Rosa y Carmen´ de 402 toneladas, tres palos, mucho trapo y buena artillería, comandó 32 barcos negreros que conseguían nativos con artimañas o por la fuerza. Y que al no poder abastecerse de su particular mercancía en el África atlántica cuando se prohibió el esclavismo en 1861 y quedar los mares vigilados, pasó con sus bucaneros al Pacífico y la Polinesia. Sólo en Rapa-Nui, actual isla de Pascua, consiguieron 1.407 indígenas que vendieron –los que no murieron en la travesía– en el puerto de El Callao. Pascua quedó casi deshabitada. Años después, el obispo de Tahití, monseñor Jaussen, consiguió devolver a la isla a 15 esclavos que habían sobrevivido al trabajo en las minas y en las plantaciones de azúcar. Pero llegaron a Pascua con malaria que se contagió a los habitantes que quedaban. Sólo 111 sobrevivieron y fueron los antepasados de las familias que hoy habitan la isla. La conclusión es que Joan Cabestany o ´Tara´, piloto de El Masnou, dio al traste con la cultura de Pascua y, retirado en su pueblo, vivió tranquilamente y murió con 82 años. Sucedió como digo. Existen documentos que lo prueban y es, creo yo, algo que merece saberse.

Fuente de la noticia: Miguel Ángel González, en ‘Diario de Ibiza’, 01/03/2010.

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Misterios, Ciencia, Leyendas, Mitos, Profecías. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s