La historia de amor de Eros y Psique

erosypsique-begasPsiquis (Psique) contempla a Eros sosteniendo una lámpara de aceite. Escultura de Reinhold Begas (1831-1911)

Coincidiendo con la festividad del Día de los Enamorados, nos complace ofrecer a nuestros lectores una bella historia de amor: la de Eros y Psique.

Eros no figura entre las divinidades primordiales del panteón griego, sino que es hijo de Afrodita, la diosa que personifica el amor, y es uno de los dioses más jóvenes del Olimpo. Eros representa y simboliza la fuerza misteriosa que coordina los elementos y asegura la perpetuidad de la vida. En el mundo romano recibió el nombre de Cupido.

Las fiestas en su honor se llamaban “erotidia” y se celebraban cada cinco años. En Atenas tenía un altar y algunos otros templos en diversos puntos, pero en general, su culto iba asociado a otras divinidades, como Afrodita y las Gracias.  El tipo de Eros se modifica con el tiempo a través del arte. Las primitivas figuras, objeto de culto, son piedras en bruto. Después, Eros adquiere forma humana, y más tarde se le añaden alas para expresar la ligereza de acción del dios.

A partir del siglo V,  Eros aparece con aspecto de adolescente, casi siempre en compañía de Afrodita. Además de las alas, atributo casi constante en Eros, lleva con frecuencia arco y flechas. El arte helenístico lo presenta como un niño de gran belleza, desnudo, de aire travieso. Por último, en época helenística, Eros cobra un carácter fúnebre y se le representa en estelas y sarcófagos. También se le une con frecuencia a Psiquis, de quien  el dios estuvo enamorado.

La de Psique (Psiquis), personificación del alma humana, es la más bella de las historias relativas a Eros. Psique era una bella doncella amada por Eros, quien la llevó a su palacio, espléndido y majestuoso, donde ella vivía sola; el dios nunca se mostraba a su amada, que debía recibirle en la más absoluta obscuridad.

Ella, lógicamente picada por la curiosidad y sin poder soportar por más tiempo la incertidumbre de no poder ver el rostro de su amado, encendió una vez una lámpara de aceite y se quedó contemplándole, mientras él dormía plácidamente. Extasiada por la belleza de Eros, inclinó sobre el la lámpara para verle de más cerca; pero las gotas de aceite hirviendo que cayeron sobre su cuerpo desnudo despertaron a Eros, quien desapareció irritado.

Psique quedó abandonada en la tierra, sola y desconsolada, hasta que después de muchas tribulaciones obtuvo el perdón de Eros, y los dioses le concedieron la inmortalidad, que desde entonces gozó en el Olimpo en compañía del amado.

erosrescataapsique

El rapto de Psique, de William A. Bouguereau

La versión de Apuleyo

En su clásica obra ‘Metamorfosis (El asno de oro)’, el escritor latino Apuleyo narra una versión distinta y más elaborada de esta leyenda de amor.

Según ésta, Psique era la menor y más hermosa de tres hermanas, hijas de un rey de Anatolia. Afrodita estaba celosa de la belleza de la mortal, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorar en su lugar a una simple mujer, y así ordenó a su hijo Eros que la hiciera enamorarse del hombre más feo del mundo, lanzándole una flecha de oro oxidado. Pero el propio Eros se enamoró de Psique, lanzó la flecha al mar, la raptó y se la llevó volando hasta su palacio.

Para evitar la ira de su madre, una vez que tuvo a Psique en su palacio, Eros se presentaba siempre de noche, en la oscuridad, y prohibió a Psique cualquier indagación sobre su identidad. Cada noche, en la oscuridad, se amaban. Una noche, Psique le contó a su amado que echaba de menos a sus hermanas y quería verlas. Eros aceptó, pero también le advirtió que sus hermanas querrían acabar con su dicha. A la mañana siguiente, Psique estuvo con sus hermanas, que le preguntaron, envidiosas, quién era su maravilloso marido. Psique, incapaz de explicarles cómo era su marido, puesto que no le había visto, titubeó y les contó que era un joven que estaba de caza, pero acabó confesando la verdad: que realmente no sabía quién era.

Así, las hermanas de Psique la convencieron para que en mitad de la noche encendiera una lámpara y observara a su amado, asegurándole que sólo un monstruo querría ocultar su verdadera apariencia. Psique les hizo caso y encendió una lámpara para ver a su marido. Una gota de aceite hirviendo (stilla olei ardentis) cayó sobre la cara de Eros dormido, que despertó y abandonó, decepcionado, a su amante.

Cuando Psique se dio cuenta de lo que había hecho, rogó a Afrodita que le devolviera el amor de Eros; pero la diosa, rencorosa, le ordenó realizar cuatro tareas, casi imposibles para un mortal, antes de recuperar a su amante divino. Como cuarto trabajo, Afrodita exigió a Psique que fuera a buscar un cofre al Hades (Infierno). Cuando consiguió llegar allí, Perséfone, diosa de la ultratumba, le dijo que lo que había en el cofre era sólo para Afrodita. Psique, tentada por el poder que podría darle lo que había en ese cofre, olvidó que la curiosidad ya había arruinado una vez su vida, y lo abrió, pero en vez de encontrar poder, encontró sueño eterno. Psique cayó en la hierba, dormida para toda la eternidad. Pero Eros, finalmente apiadado de su amada, la rescató. Tiempo después, Afrodita y Psique hicieron las paces, y permanecieron junto con Eros en el Olimpo.

‘Stilla olei ardentis’

Como curiosidad añadida, explicaremos aquí que, en la literatura clásica y medieval, la gota de aceite hirviendo (en latín stilla olei ardentis)  se convirtió en un auténtico tópico literario, por el que se representaban la traición, el pecado y la consumación de una curiosidad prohibida.

El enunciado de “gota de aceite hirviendo” aparece en la Metamorfosis (El Asno de Oro) de Apuleyo, cuando se relata la tragedia de Cupido y Psique. Según la tradición y también según este relato, como ya hemos explicado, Psique recibía en su palacio todas las noches a su amante, pero no podía verle para no reconocerle. Convencida por sus hermanas, encendió una lucerna (lámpara de aceite), de la que cayó una gota de aceite en la cara de Eros, quien huyó y permitió que su madre Afrodita encargara terribles  pruebas a su amada hasta que ésta pudiera volver a verle. No sólo en la obra pícara de Apuleyo, sino en la leyenda transmitida oralmente, se narraba con todo detalle cómo la ‘malvada’ gota era la culpable, a través de Psique, de su traición y el pecado ligado y como desencadenante de toda su epopeya posterior.

Anuncios

Acerca de Josep Riera de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Amor y Sexo Mágico, Tradiciones y Ritos. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La historia de amor de Eros y Psique

  1. love less dijo:

    es muy interesante la historia y conocer el por que celebramos el dia del amor los felicito me llego al corazon

  2. erak leon alvarez dijo:

    HISTORIA INTERESANTE, VOY A CONTARLE A MI SOBRINO PARA QUE SE DUERMA COMO EROS,JAJAJA YA QUE SOLO CREO HISTORIAS QUE NUNCA EXISTIO.

  3. javier dijo:

    que fea historiaaaaaaa

  4. alexandra dijo:

    esta historia esta alucinante muy xvr
    deverian leerlos todos los niños se pueden centrar en ese historia es muy pero muy bonita les enseña como deben luchar x alguien a kien realmente amas

  5. Diego. dijo:

    Afrodita, Psique y Eros. Vaya belleza tangible, y necesaria para el ente humano. El amor necesario para la continuidad del homsapiens actual. Afrodita y Eros, puede creerse que son nuestros padres ideales y creadores de las necesidades existentes en cada brocha del puro cariño que finalmente desemboca en los océanos del amor…

  6. julinet dijo:

    muy hermosa xel sacrificio k tuvo k acer psike x eros

  7. KATY dijo:

    muy linda esta historia de amor es interesante saber de ella ya que mencionada esta pareja en algunos libros y no tenia idea de como era

  8. Andrea dijo:

    Esta leyenda es super pero yo lei otra vercion pero paresida pero = esta muy wooo enserio

  9. MARYFER dijo:

    SE PARECE A LA HISTORIA Q VIVO POR AHORA CON UN AMOR INALCANSABLE…. ME GUSTO MUCHO ES UNA HISTORIA FACINANTE EN LA LITERATUR CLASICA…..

    BUENISIMA

  10. andressa dijo:

    la historia es muy bonita

  11. es mui interesante
    leanlo xiqillos oseaa hello
    es mui limnda i mas
    enzima es de amor
    jajajaajajja
    ia xaitoo

  12. mui inda osea ma llego al alma!!!

  13. claudia dijo:

    es demaciado interesante es demasiado bonita la historia es la mas linda que e leido aparte esta mui bien redactada 😀
    felicitaciones para los que la isieron

  14. claudia dijo:

    esta mui bonita la historia me meti musho en la historia

  15. Otho dijo:

    Que interesante…….nunca me había preguntado todo esto……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s