Exorcismos: el demonio deambula por Durango

Las historias de posesiones demoníacas van más allá de ser leyendas para convertirse en una realidad cotidiana en Durango.

Síntomas como gritos, trances, maldiciones, cambios abruptos de personalidad y tonos de voz, vómito, hasta giros de cabeza estilo película o sacar la lengua hasta el pecho, se convierten en reacciones a las que exorcistas de diferentes religiones se han acostumbrado al confrontar a demonios a los que lo último que se les debe demostrar, es miedo.

Por milenios y a lo largo de todas las culturas, el ser humano ha hablado de seres “del más allá” que, aunque sabe superiores, busca contactar sin medir las consecuencias espirituales que esto puede traer como consecuencia; expertos en liberaciones demoniacas coinciden en que en la actualidad cada vez hay más formas de entrar en conexión con estos entes, pero los más comúnes y no menos peligrosos son: el ocultismo y la tabla ouija.

Al borde del crimen

En el otoño de 1996, Ingrid escribió en su diario: “Estoy dispuesta a vender mi alma al demonio con tal de ser astronauta”. Entonces tenía 12 años, su mamá explicó que de forma repentina, la adolescente pasó de ser una hija ejemplar a una persona que expresaba su odio en la mirada, desobediente, que ofendía su madre y se encerraba durante horas en su alcoba.

La desesperación por ver cómo su hija cada vez se volvía más hostil, llevó a la señora a leer el diario personal de Ingrid; lo que descubrió la llenó de terror pero a la vez la hizo tomar la iniciativa de buscar ayuda eclesiástica, pues encontró el “pacto” de su vástaga con el diablo.

Este fue el primer caso de posesión demoníaca que le tocó atender al presbítero Gerardo Warnholtz, a quien recurrió la madre de la menor por indicación del entonces arzobispo de Durango, Antonio López Aviña.

Recuerda que la expulsión del demonio de Ingrid fue “algo complicada”, pero al hablar con la familia descubrió que meses antes el papá había ido a consultar a una hechicera para que le diera algún remedio contra los problemas laborales por los que atravesaba. La solución ofrecida fue un talismán cuyo contenido desconocía el padre de la adolescente, pero que marcó el día en que cambió el comportamiento de la menor.

Al estar liberada, Ingrid reveló que durante la posesión había una voz de hombre que le decía que matara a su hermano de cinco años.

El próximo jueves cumplirá 84 años de edad, aún así, Gerardo Warnholtz mantiene la vitalidad para realizar exorcismos cada vez con más frecuencia, según comenta. En un recibidor del templo expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús, del que más adelante y ya avanzada la entrevista referiría que ha sido escenario de innumerables expulsiones de demonios, el presbítero explicó que existen distintos tipos de demonios y algunos son “más fuertes”; recuerda cerca de diez casos como los más complicados.

Detalló que la Biblia revela el paso paulatino del demonio en la humanidad, pero es al final del Nuevo Testamento cuando se cuenta de los pasajes de Jesucristo expulsando demonios durante varios capítulos y más adelante cita la encomienda que hace a sus discípulos de realizar esta actividad otorgándoles no sólo el encargo, sino el poder.

Comentó que este poder se ha ido transfiriendo a lo largo de los siglos a los sacerdotes católicos, incluso anteriormente la litúrgia estaba conformada de tal forma que encomendaba a cierto círculo la tarea de expulsar demonios. Los rangos iban de Obispo, presbíteros, diáconos, subdiáconos, acólitos, exsorcistas , lector y ostiario, este último mejor conocido como portero.

Es así como adoptó la fórmula del apóstol San Pablo para practicar exorcismos y que dice: “Si eres el espíritu del mal, te mando en nombre de Jesucristo que nos redimió con su sangre que te retires definitivamente de…”.

La condición de las palabras “si eres el espíritu del mal” tiene el propósito de identificar las verdaderas posesiones de las que corresponden a charlatanes, de las que se trata de un juego e incluso de aquellas que en realidad se trata de alguna enfermedad.

Pero con 14 años de experiencia ya identifica los síntomas de una posesión real: ojos en blanco, voz diferente a la del poseído, estado de trance, vómito y al final del exorcismo, no recordar lo sucedido.

Se remontó al caso más reciente, sucedido apenas la semana pasada, cuando un joven le pidió ayuda por diversas manifestaciones que lo asustaron, a consecuencia de haber acudido con los “santeros”, y al comenzar las oraciones y arrojarle el agua bendita empezó a retorcerse tendido en el suelo, profiriendo insultos con voz ajena y con un demonio que se resistía a dejar el cuerpo que había invadido. Luego de varios minutos, finalmente cedió.

El exorcismo ocurrió en la misma sala donde se desarrolló esta entrevista.

Derechos legales

María de Lourdes Cortés y José Domingo Pope conforman una matromonio que parecería común, pero tienen la característica que desde hace 18 años liberan a personas de demonios que las atormentan.

Coinciden en que las posesiones demoníacas se remontan a los tiempos de Jesucristo, pues existen pasajes bíblicos en los que se menciona que a donde iba el Hijo de Dios los demonios se manifestaban; pero son fieles testigos de que en la actualidad este tipo de manifestaciones son comúnes y esto lo comprueban en el ministerio de sanidad y liberación de la Iglesia Cristiana Evangélica a la que pertenecen.

Al tratarse de espíritus inmundos, resaltan que las posesiones se concentran en las partes del cuerpo que contienen la inmundicia, como los intestinos y la región nasal. En base a sus conocimientos teológicos y sobre todo a los empíricos de 18 años de experiencia, aprendieron a identificar las manifestaciones de las posesiones como ojos en blanco, gritos, asfixia, vómito, defecación y fluídos vaginales; pero refieren que han visto casos en los que los posesos arrojan tanta espuma por la boca que les llega hasta la panza o que sacan la lengua en una magnitud inimaginable que les llega hasta el pecho o bien, adoptan comportamiento de animales.

María de Lourdes precisa que las personas poseídas a las que ha visto comportarse como simios, son a las que practicaban la santería.

Advierten que es prácticamente imposible exorcisar a una persona mientras el demonio tenga derechos legales sobre su víctima.

Pope Solís, quien se desempeña como profesor, expone que cuando una persona ofrece cualquier cosa al demonio a cambio de obtener un beneficio, los entes malignos obtienen un derecho legal que limita la expulsión de los seres malignos. Basta con guardar rencores y no perdonar para que los malos espíritus se nieguen a liberar a un humano.

De hecho, la simple y a veces irrazonable frase: “Le daría mi alma al diablo a cambio de…” es suficiente para una posesión y para complicar el exorcismo, pues para ello primero es necesario disolver el derecho legal. La pareja previene que “en muy pocas ocasiones” el demonio en realidad cumple con el trato con los humanos.

Sin dudarlo dos veces, coincidieron en que el ocultimo y el “juego” de la ouija son los portales más grandes que hay para que algún demonio se posesione de una persona.

¿Cómo se puede cortar un derecho legal del demonio?

“Lo primero es renunciar a ello. Todo pacto que hayas hecho con Satanás primero tienes que romperlo. Sólo hay que decir ‘yo renuncio a ese derecho Satanás que te dí a esta área de mi vida’ y entonces ya podemos trabajar”, indica José Domingo.

¿Cuál sería otra de las causas principales de las posesiones?

“Una de las cosas más críticas que se practica aquí en Durango es que muchos niños son abusados. Mucha niña violada por sus papás, por sus hermanos y ellas batallan para perdonar; el odio te impide que perdones y esto abre otra puerta al demonio”, complementó.

Reememoró que la experiencia más impactante que le ha tocado vivir sucedió en Zaragoza, Chuihuahua, cuando una mujer acudió a un encuentro de liberación con todos los síntomas de una posesión. Se trataba de una dama de complexión robusta pero se comportaba como un animal, pues se arrastraba por el piso y parecía sisear como serpiente, lanzando escupitajos y maldiciones.

Puntualizaron que hay cuatro niveles en los que opera Satanás: oprime, atormenta, posee y enajena.

Su experiencia los lleva a concluir que la mayoría de las personas que han tenido que liberar de demonios, son mujeres y relativamente pocos son casos de hombres; consideran que esto se debe a que históricamente el género femenino ha sido abusado, ocasionando rencores y la falta de perdón.

Compañeros de casa

Hace casi dos años que “Janeth” llegó a vivir a su casa en una de las colonias de la periferia. El entusiasmo de habitar lo que definía como su hogar al lado de su esposo, paulatinamente se fue difuminando cuando su estado de ánimo empezó a cambiar. Se volvió nerviosa, explosiva por motivos mínimos, desconfiada de su pareja y desinteresada por todo.

Comenzó a ver sombras en su casa apenas de reojo y las manifestaciones fueron subiendo de intensidad, cuenta que una tarde mientras lavaba los trastes empezó a escuchar cómo sonaba uno de los adornos que suelen colgarse de los marcos de las casas y con el viento giran produciendo sonidos melodiosos; sólo que cuando esto ocurrió no había corrientes de aire, incluso las puertas y ventanas estaban cerradas.

Su preocupación creció una tarde en la que se recostó para descansar antes de regresar a trabajar al segundo turno. Somnolienta pero consciente, dice, escuchó a un niño que merodeaba alrededor de su cama y al mismo tiempo platicaba decía: “¿Por qué no me hace caso?. Dile que despierte”.

Mientras que una voz masculina adulta le respondía: “Está dormida, espérate a que despierte”. Al no reconocer ninguna de las dos voces, “Janeth” abrió los ojos sólo para ver cómo las dos siluetas desaparecieron tras la pared de la cabecera de la cama. Fue entonces cuando pidió ayuda eclesiástica con un procedimiento que primero requirió del exorcismo de ella y luego de la casa.

Mientras le rezaban y untaban el agua bendita, “Janeth” se sintió mal. Platica que fue una sensación de debilidad total, mareo y parecía como estar distante de lo que sucedía, pues a pesar de que escuchaba las oraciones, éstas parecían lejanas. Tras casi 20 minutos de insistencia, todo ese malestar desapareció repentinamente y las fuerzas regresaron, acompañadas de una sensación de felicidad que la llevó hasta las lágrimas.

La expulsión de los demonios que ocupaban su casa transcurrió sin novedad, pero en cuanto el sacerdote se alejó del domicilio un viento fuerte corrió por todo el recinto ocasionando que las puertas se cerraran azotándose y llenando todo de tierra; el ente parecía resistirse hasta que esta vez la voluntad de “Janeth” bastó para que su hogar cambiara de armonía. A la fecha su estado anímico y de pareja cambió, pero no olvida que recurrió al ocultismo y esto sólo empeoró los problemas.

Y es que los demonios no sólo se posesionan de personas, también de animales y de inmuebles. El presbítero Gerardo Warnholtz define estos últimos casos como “casas infestadas” y destaca que son circunstancias similares a las personas, pues sólo debe haber objetos bendecidos y evitar amuletos que lo único que tienen son las facultades para atraer demonios.

Afirmó que en estos casos el procedimiento es acudir a bendecir la casa para expulsar esos demonios , contando con la presencia de los habitantes de ese domicilio.

“Me ha tocado ver sillones que se mueven y me he sentado en ellos. Hace una semana fui a la casa de una persona y tenía un arbolito que solo empezaba a moverse; son demonios”, narró por su parte José Domingo Pope. Dijo que para terminar con estos problemas recurren a la frase: “Te atamos con el cinto de la verdad en el nombre de Jesucristo y sal de esta casa”.

Fuente: elsiglodedurango.com.mx

About these ads

Acerca de Josep de Santantoni

Parapsicólogo e investigador psíquico. Hipnoterapeuta. Consejero y Sanador Espiritual. Exorcista y terapeuta de Liberación, por la gracia de Dios. Su esposa Aguamarine es Alta Maga blanca, vidente y médium. Consejera espiritual. Experta en rituales de Limpieza, Descargas y y Contrahechizos.
Esta entrada fue publicada en Misterios, Ciencia, Leyendas, Mitos, Profecías. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Exorcismos: el demonio deambula por Durango

  1. El padre Gerardo Warnholz; acaba de fallecer en Guadalajara Jalisco el día 1 de Abril del 2012, dejando vacante el cargo de Exorcista de la Diocesis de Durango.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s